miércoles, abril 05, 2006

Música para el corazón

y algunas trivialidades.
pausa
El domingo tuvimos la experiencia inolvidable de escuchar juntas a dos excelentes agrupaciones venezolanas establecidas en Montreal, en un concierto llamado Ávila-Mankala. En el Teatro Outremont se presentaron Çavana y Churuata, con una música que les revolvió a mis hijas el bochinche venezolano que llevan por dentro. Y es que, aunque el ambiente era bastante formal, la mezcla de los sonidos irlandeses y africanos con los de nuestra tierra potenció una avalancha de sentimientos contenidos en el corazón de los expatriados de Venezuela.

Pausa
Venezolanas bellas y valientes en Bernard: (izq a der) Carolina, Gabriela,
Andrea, Valeria, Marianne, Cristina y Alexandra (faltó Irene, está reflejada en
la vitrina de la pastelería).
pausa

Durante los últimos 4 días:

  • En la lindísima y muy francesa avenida Bernard los valientes ya pueden comer al aire libre (yo comí adentro).
  • Los árboles están cubiertos de botones y minúsculas flores pálidas.
  • Justo cuando estábamos guardando la ropa de invierno, ayer nevó y todo está blanquito.
  • Estuve a punto de asesinar a mis vecinos de abajo este fin de semana. Pero ellos no lo saben.
  • Lau llegó el sábado de Chile... sólo para volver a irse hoy.
  • Valeria se despidió de la Clase de Bienvenida con huevos de Pascua llenos de chocolates. Me olvidé de que no podían tener maní y a las bolsitas Lau les tuvo que hacer una etiqueta que decía ¡Pour manger à la maison! (Para comer en la casa).

Se acerca Easter con toda la atracción fatal de sus colores pasteles.

Update: El post que escribí después de este (el mismo día) y que se llamó Por esto, se fue de mi blog. Ya cumplió su función, ya tuvo su momento.


12 comentarios:

huguito dijo...

epa epa, esa esa mi prima, Cristina. na guara!.

Y en Churuata creo que está mi tio!, epa que bueno, que bella está la condenada, Irene su mamí es mi tía paterna.

Que bueno alguien blogueando de venezolanos alla en montreal, gracias por las buenas nuevas, me guardo la foto.

Jacqueline dijo...

Cristina es UNA BELLEZA y mis hijas la aman.
No sé por qué Irene no salió en la foto...(estaba ahí) y Guillermo cantó espectacular con Churuata. Así que ya te di el reporte familiar completo.
Bienvenido!

Caty dijo...

ahhhhhhhhhhhhhh! me gustaria haber estado! asi que gracias por hacerme so1ar un ratico! :) :)

Caty dijo...

soñar.....quise decir soñar....:)

Anónimo dijo...

Hace quince días estuvimos en un concierto de música clásica "Requiem" de Mozart, nada triste contra lo q pudiera parecer. Actuaron la "orquesta joven" de madrid y la coral de Tomelloso. Un lujo de sensaciones. Gloria

Anónimo dijo...

jackieeeeee!!!!!!!!
Que bello este post, me dan ganas de irme a pasear por la ave Bernard y escuchar música venezolana en el Teatro Outremont!!!!

Anónimo dijo...

¿Tan rápido con los huevos de pascua? Me acuerdo que ustedes siempre hacian fiestas de pascua pintando huevos y todo eso y tus hijas fascinadas. ¿Cuales son los planes este año?

Fabi

Patricia dijo...

Jackie: Me encanta tu blog. Soy Patricia Chung, amiga de Gabi. Esa Carolina de la foto, por casualidad, estudio en la UCAB, Comunicación Social y se graduó en el 88? Creo que es una chica de mi promoción
Enséñame como meter fotos en el bog, se ven una nota

Jacqueline dijo...

Patricia!!!
Ayer revisé tu blog! Bienvenida, qué chévere que empezaste a bloguear. Carolina si es comunicadora social, pero no recuerdo si es de la Universidad Católica. Debe ser la misma, no?
Ella es una belleza. China, yo creía que tú eras de la UCV!
Dime dónde te doy las instrucciones de para bajar fotos.
Besos,
Jackie

Caty dijo...

Que pasa con los vecinos de abjo Jackie....? :)

Anónimo dijo...

Jackie/ Patricia,

En efecto soy la misma que se graduó en la UCAB en el 88...El mundo es un pañuelito, no? Qué hay de tu vida China?... Por aquí sigo congelándome después de cuatro años y medio de aventuras, pero con la gran alegría de haberme encontrado con excelentes amigos como Jacqueline, Lau (mejor conocido como Carlos entre sus nuevos amigos de Montreal), y sus hermosísimas y rocheleras hijas, Marianne y Valeria.
Gracias, Jackie, por haberte traído a la tropa al concierto. Tenemos que volver a repertirlo, pero con los tambores más ensayados para que la pena de las niñas se quede en las cuatro letras... ;-)

Carolina

Carola dijo...

Ahhh.... Cathy... Sobre los vecinos...Mejor que te cuente Lau... La semana pasada cuando llegué de visita a lo venezolano -es decir, sin avisar-, Lau pensó que era el "mesmo" cuando toqué el timbre y lo encontré sacando una mano, luego la otra, tomando un cuchillo y diciendo: "Quiero mantequilla y pan!"... ;-)