lunes, enero 23, 2006

De azúcar

Después de una migraña como la de ayer tengo ganas de contarles algo bonito. Una escena de esas bucólicas que me nacen del alma dada mi naturaleza cursilona. El sábado, mientras almorzábamos tan rico en el barrio chino, no podía quitarle los ojos de encima a los árboles de la calle. Como soy de las que nunca se pueden callar, cada tres bocados le repetía a Lau ¿Viste este árbol?, ¿Lo ves bien desde tu silla?, ¡Estira el cuello más para acá!...y Lau miraba, entre sorbitos de té, cómo los árboles se iban cubriendo de nieve hasta quedar super blancos, sin tallos negros. Como pintados con spray. Como si alguien les hubiese sacudido encima un cernidor gigante lleno de azúcar pulverizada. Parecían fantasmas en plena tarde contra las fachadas victorianas de Montreal. Es la primera vez que los veo así en este invierno. La foto no es mía. Es prestada de internet. Mi cámara agonizó una semana hasta morir en mis brazos y la nueva no ha llegado. Los árboles que les cuento eran más blancos e impresionantes. Un rato largo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola queridas AMIGAS:

Jacqueline: te escribo para decirte que esta pagina esta muy pero excesivamente creativa te felicito, la verdad tambien te escribo para decirte que nos haces falta aqui en caracas.

Marianne: me hacen falta todas tus locuras te FELICITO TAMBIEN A TI POR TU CUMPLEAÑOS, y sinceramente nos haces falta AH!!!, por cierto ANA JOE se casò, y valen se fue del colegio porque ahora es directora del campamento LA ENCANTADA, esta en Margarita con el camp... Te extraño! :)

Valeria: tus graciosadas y bromas nos hacen falta por aquì la verdad es que espero que todos nos volvamos a ver pronto...

Atentamente y con MUCHO CARIÑO:

Katherine Da Rocha Ferreira.

Anónimo dijo...

Gracias por la descirpcion. En Mexico no tenemos arboles de azucar.
Silvia

gloria dijo...

te duele la cabeza por los excesos.... seguro.....tanto restaurante..... no es de extrañar

Tweesita dijo...

Bellos los arbolitos... santo varón Lau... cuando te pones en plan Heidi no hay quien te conozca... mmmmmmmm... bucólico todo... Y, por cierto, lo de tejerme el regalo con tus propias manos... ¿será cosa mío o noto cierto deje más que satírico?, el humor inglés flota en el ambiente... My dear cousin... Besis

gloria dijo...

Poesía
es un poema de mi vecina Julia, catedrática de literatura infantil, os la brindo

Mar Solo
sólo teníamos el mar....
La mar irisada, tras el último adiós del crepúsculo;
desde el vaivén de su cuna,
bebía el temblor de nuestras historias.
En aquel espejo de penumbra
nos parecía hallar el inefable misterio de la vida.

Collares de lágrimas perfilaban la playa
Recogía el mar los suspiros. Los anhelos fugaces.
Como gigante de brazos estremecidos, nos cobijaba en su inmensidad.

Sordo balbuceo de sombras,
de abrazos entre la mar y la tierra!
Como en un éxtasis de amantes sin rumbo, el oleaje mecía perdidos amores.

Si la p az existiera,
se parecería a aquellos atardeceres violeta
en que la noche cerraba nuestros párpados y nos invitaba a soñar.

El mar era nuestra hada madrina.
Nosotros, su leyenda
Julia Enciso
Madrid 29 de Junio 2005

Jacqueline dijo...

Kathy: Gracias por tu mensaje! Me cayó como un vasito de leche tibia con miel. Nosotros te recordamos mucho y a los otros cuatrillizos también.
Sivia: No tienen árboles de azúcar, pero tiene enchiladas...mmm...
Mamín: Sólo quiero hacerte algo muy especial con mis propias manos.
Gloria: gracias por el poema de Julia. Me gustó todo, pero más "collares de lágrimas perfilaban la playa"... Y la cabeza no me duele por los almuerzos románticos con mi marido, deja la envidia, ja, ja!
Besos, Jackie

dopzihon dijo...

me provoca conocer esos árboles