domingo, septiembre 25, 2011

Road Trip (3): la isla del príncipe


A Prince Edward Island,  la provincia más pequeña y adorable de Canadá, llegamos por este puente, Confederation Bridge, en un día espectacular, tan pastel y luminoso que me hacía ir como un golden retriever con la cabeza colgando fuera del carro. Nuestra primera parada fue la impecable, simpática y acogedora ciudad de Charlottetown.


La razón por la que el mundo conoce Prince Edward Island es porque esta isla sirve de escenario para el libro Anne Of Green Glables. Pueden creer que hay un vuelo directo desde Japon hasta aquí para los super fanáticos del libro? Anne viene siendo la Harry Potter de Canadá... creo que hasta tenía 11 años al comienzo de la historia y también era huérfana. Unas semanas antes del viaje le traje a Marianne el libro de la biblioteca. Al principio de la lectura no le gustó mucho, luego lloró como un cocodrilo y al final en la isla iba reconociendo los sitios emocionada como la más perfecta super fan japonesa.

En Charlottetown hay sólo 32 mil habitantes. Le pusieron ese nombre por la reina Charlotte, esposa de George III. Su calle más animada se llama - no faltaba más - Queen Street y allí encontramos una tienda asombrosa de libros usados, pasamos como mil años revisándola al milímetro, a Marianne hubo que sacarla con forceps. También está Cows, una heladería que es orgullo de la isla y que hace sus delicias sólo con productos locales, además de vender una infinidad de cosas con dibujos de sus vacas. Yo lo quería todo, pero compré 1 diminuto imán para la nevera, que era lo único que cabía en el carro a estas alturas. A Valeria hubo que sacarla de allí bajo anestesia general. Aunque mis fotos se vean muy tranquilas, como si en Charlottetown no hubiera nadie, en realidad la ciudad estaba poblada de turistas pues era plena temporada de vacaciones. Además, en el puerto había atracado un crucero más grande que un pueblo. Tiendas, galerías y restaurantes tenían mucha actividad, pero - al igual que en todas las ciudades costeras de este lado de Canadá - dificilmente se ven aglomeraciones o hay que esperar por una mesa. Es el equilibrio ideal de gente: suficiente para que no parezca un sitio fantasma y no tanta como para que te den ganas repartir empujones. El poster de la perfección.
Por cautivante que fuera este lugar, no rodamos desde tan lejos para estar en la ciudad, así que la usamos solo de campamento base. Es decir, nuestro hotel quedaba aquí porque yo de acampante no tengo nada, soy lo mas anti-camp que ha pasado por La Tierra y a juzgar por los gritos despavoridos cuando ven una hormiga, mis hijas salieron tan "todoterreno" como yo. El resto del tiempo lo dedicamos a conocer las aldeas, playas y caminos de la isla. Si dejo la lentitud extrema y me pongo las pilas, probablemente antes de que todos nos pongamos viejitos les traiga las más bellas fotos de mi road trip. Nos queda lo mejor del recorrido.
Esta foto la hizo Valeria 
La semana pasada, cuando pedí recetas de melocotones, me dieron un montón y en un par de horas tenía listo un clafoutis para chuparse los dedos. Nos gustó tanto que hicimos otro al día siguiente. Y después hay quien habla mal de internet! No se perdió ni un solo melocotón de Lau, muchas gracias! Hemos guardado las demás recetas y enlaces para ir probando. Hoy voy a estar en Pimienta Rosa reseñando mi libro de cocina favorito de este momento, no se lo pierdan, ok? Es un libro lindo


..............................
Road trip Parte 1
Road trip Parte 2

35 comentarios:

Maribel dijo...

"al igual que en todas las ciudades costeras de este lado de Canadá - dificilmente se ven aglomeraciones o hay que esperar por una mesa. Es el equilibrio perfecto de gente: suficiente para que no parezca un sitio fantasma y no tanta como para que te den ganas repartir empujones." Es la definicion perfecta de lo que yo siento aqui en Canadá, por eso me encanta!!! Precioso post, algun dia me te tengo que echar la rodadita por el este. Feliz comienzo de semana ;)

Marcela dijo...

Ay qué hermosura! Cuando estudié en Québec quise ir a PEI, soñaba con conocer Avonlea por Anne of Green Gables pero era CARISIMO ir y yo, con mis escasísimos fondos de estudiante, no pude ir. Me quedó pendiente para un futuro y sigo soñando con verla con mis propios ojos. Qué lindo tener el privilegio de acercarme a ella a traves de tus fotos. BTW hicieron una serie muy bonita de AOGB en los 90 por si a tu hija le interesa verla, aunque claro que los libros son superiores. Un abrazo y buen lunes!

Alicia Seminara dijo...

Me encantó "conocer" esta ciudad con tu relato y esas fotos maravillosas que sacás!

Heva dijo...

Precioso paseo, por cierto no conozco ese libro ¡habrá que solucionarlo!!! me voy a siguirte en Pimienta.
Un besote

Laura Gariglio dijo...

Son tan lindos tus "Road Trip"! ... siento que voy conociendo algunos de los rinconcitos más lindos de Canadá a través de tus fotos y de tus textos.
Un beso grande.

Nina's Kitchen dijo...

Jackie, a mi me cautivan tus fotos. Son... relindas!!!

Ladonnabupu dijo...

Hola super profe!!

Ya está, ya has vuelto a liarla. Yo había decidido no querer vivir en Canadá, porque está lejos y hace frío. Y vas y me sacas estas fotos taaan preciosas y ese pueblito taaan encantador ¿y yo qué hago? pues querer irme a Canadá. Fu.

Seguiría quejándome de tu antipático post si no fuera porque tengo esperándome en el reader el de pimienta rosa. Bueno, no podré ir a Canadá pero... ¡seguro que la comida me sienta mejor que el frío!

Besitos gigantescos Jackie!!

abril dijo...

Ains...que breve!!! Me he quedado con la boca abierta esperando más!!!!
Besos

Marhya dijo...

¡Qué bonito!! Los libros de "Ana de las tejas verdes" me hicieron soñar mucho de niña y la serie que pude ver no hace tanto me encantó, creo que yo iría como uno de esos turistas japoneses, jejeje.
¡Buen día!

Adictaaloscomplementos dijo...

ohh pero que maravilla de sitio, que encantador^^
Cada vez tengo más y más ganas de viajar algún dia a Canadá y todo por tu culpa!jajaja
Yo no sabía que habia libros de "Ana de las Tejas Verdes" pero si que recuerdo ver los dibujos cuando era pequeña, los buscaré!
ahora me voy a curiosear el post de Pimienta Rosa
besines

Sia dijo...

Esto es un sueño... ahora me siento Japonesa fan total, justo cuando terminaban de poner en la televisión la serie de "Ana de las tejas verdes" viajé a Toronto, mi emoción al ver todas las cositas y libros fue emocionante. Nunca pensé que el lugar podría ser tan precioso en la realidad, yo decididamente quiero estar ahí tener una de esas casas, preparar mermeladas bizcochos y te, incluso el vino y el zumo de moras. Quiero dibujar mientras el bizcocho se hornea y editar fotos mientras me tomo el te y ahhhhhhh no quiero despertar. Gracias Jackie por dejarme vivir en estos sueños :o)

CV Love dijo...

Imagens lindas! é bom viajar sem sair do meu lugar! =)

Vane G. dijo...

Qué belleza! Gracias por regalarnos este post para empezar la semana con buen pie y combatir el síndrome de los lunes!
Un abrazo, Jackie!

Sebastián G. dijo...

Guía de viajes, crítico de libros y cocinera. Una chica versatil, tú puedes con todo, no? Menos con los emails, con eso no....

Carmen Moreno dijo...

Yo no sé qué disfruto más si leerte o ver las fotos, yo creo que con las dos..
Bellas las fotos, que lugar mas precioso!
Gracias por compartirlo, Jackie. !

Nieves dijo...

Hola Jackie! hermosas fotos, sin palabras! pero si es verdad que parece desierto!!! jaja saludos desde Lausanne

Brick Lane dijo...

Que maravilla estar en el lugar donde se basó la novela de Ana de las tejas verdes. Siempre me ha gustado mucho.
Besos y disfrutar todo lo que podais.

mc dijo...

Jacqueline, me encanta la ballenita en el techo de la casa!

Yo ayer estuve en Banff y pase frente al Cows de alli :-)

Nunca he leido a Ann of Green Gables, que horror! Espero que no me revoquen la ciudadania. Voy a tener que sacar el libro de la biblioteca, asi sea para leerlo yo sola, no creo que a MB y DB les guste :(

Alberta te llama! Y tienes que venir en septiembre, no te imaginas lo bonito que esta todo ahorita, con el verano despidiendose. Quizas no tan bonito como en el este, porque aqui no hay arboles con hojas rojas, solo amarillas.

Abrazos!

Genín dijo...

Una de las partes mas lindas de Canadá!
Besitos y salud

Genín dijo...

Una de las partes mas lindas de Canadá!
Besitos y salud

Témpera Mental dijo...

¿Por donde empiezo?

Tenés el don de teletransportarme a las antípodas. Leyendo y viendo la maravilla de este post, no puedo menos que enamorarme (más) de tu país por elección y adopción.
Me arrancás más de una sonrisa con los relatos y algunas veces un disimulado suspiro.

Por otra parte, hace muchos años dieron aquí la serie Anne of Green Gables, tanto me gustaba que la grababa "por si algún día tenía una nieta" (verde... muy verde ese tema).

Finalmente, tus fotos (especialmente esta serie) me provocan tanto placer y sensación de bienestar que quisiera estar ahí ya y ahora.

Buen comienzo de semana, lograste que la mía se iniciara con lindas emociones.

fatimatrix dijo...

Que gusto viajar a través de tus imágenes!!!!

A mi de adolescente me encantaba ver la serie de "Ana de las tejas verdes" ...aún hoy es una de mis series favoritas. El libro también lo leí, pero aún tengo grabada en la mente la imagen de los actores de la serie.

Tu viaje ha sido espectacular!!!.

Cocina de nuestro tiempo dijo...

Gracias por permitirme viajar desde mi sofá.
Aqui estoy esperando que empiece tu curso de fotografía al que estoy apuntada, si por fín tengo plaza.
bss
Patricia

Natalia H. Fontijn dijo...

Espero ir un día, encntdor tu relato y tu fotos!

eli dijo...

Amé leer este road trip! El lugar un encanto, y las fotos preciosas (obviedad)!!
Un beso!!

Amanda dijo...

Que bonito, me tienes aqui babeando delante de la computadora, me encanta que nos lleves de viaje. Tengo desde hace años pendiente la lectura de Anne of Green Gables pero estoy segura que me va a encantar porque soy fanatica de la literatura infantil. Y esa libreria que cuentas, que ganas de estar ahi y oler los libros, hojearlos.... cuantos tesoros habrian por ahi. Y no empecemos con los helados... son mi perdicion. Gracias :)

Anónimo dijo...

Jackie promete que no te vas a aburrir de contar tus viajes. Estoy esperando Nueva Escocia! Es todo demasiado bello, como en mis sueños canadienses.
Te saluda una fan desde Valencia, Venezuela. Muchos besos desde tu país.

Marianella

Anónimo dijo...

Ah y no se como comentar con mi nombre si no tengo blog, por eso salgo anónima! sorry

Meisi dijo...

Por qué por qué por quéee aqui no hay ningun sitio todo bonito! yo quiero un sitio bonito tooodo por igual!! que maravilla, es un sueño? existe? yo que pinto aqui? y luego todo nevadito. Desde luego el gobierno de Canada deberia darte un sueldo como promotora del turismo! no tenia ni idea de que fuera todo tan bonito ahi... Besos!!

♥ begoña ♥ dijo...

Por favor que sitio más hermoso!!!! Hace tiempo vi un documental por la tele de esta zona de Canada que me gusto un montón, pero con tus fotos me has enamorado!!! Me encanta conocer Canada a traves de tus fotos y de tu luz!!! Sigue, sigue, por favor!!!

karmucaycuquino dijo...

como me gusta tu blog.
http://karmucaycuquino.blogspot.com/

El Rincon de las Costurillas dijo...

Hola, hoy por esas afortunadas casualidades de la vida he tropezado con tu blog. Me ha encantdo conocer tu trabajo, concer a tus familias y alguna de las cosas que te apasionan y que has conseguido compartir con tanta gente. Y el blog és muy bonito. Felicidades! y estoy encantada de haber conocido este pedacito tuyo y pode dejarte este salud. Puedes contar con otra seguidora a partir de hoy

Sylvia dijo...

a mí me gusta mucho Ana de las tejas verdes!! Qué bonito conocer ese lugar de cuento. Me encanta!! Que viaje tan hermoso el que has hecho este verano...

Besitos!

maria josé dijo...

Qué maravilla de fotos, Jackie, de post, de todo. Esa luz!!!!
Un besote!

Arantxa dijo...

Preciosas fotos Jackie.No he podido dejar el link del post de La vuelta al Mundo del mes de septiembre en tu último post porque los comentarios están bloqueados, te lo dejo aquí:
http://www.elpatchworkdearantxa.com/2011/09/la-vuelta-al-mundotema-de-septiembre-de.html